Publicidad

El Súper Chávez y sus secuaces escenifican con furia el guión cubano

La nueva imagen de Hugo Chávez

Arrancó con la Misión Pobrecito y con el Super Chávez que terminará venciendo el cáncer, y también con un ataque liderado por el histrión y donde cada esbirro empoderado tiene su sketch, dentro de un solo guión.

- Getty Images

Súper Chávez en la Misión Pobrecito

Como les comenté ayer, la campaña de Chávez y sus secuaces por mantener el Poder y por descalificar absolutamente a sus adversarios arrancó. Arrancó con la Misión Pobrecito y con el Super Chávez que terminará venciendo el cáncer, y también con un ataque liderado por el histrión y donde cada esbirro empoderado tiene su sketch, dentro de un solo guión por supuesto cuya base es la ambición de los norteamericanos por anexionarse Venezuela y el colaboracionismo de los demócratas que le hacen oposición a Chávez.

Este guión no tiene en cuenta que aquí la única invasión es la invasión de los cubanos castrocomunistas y la invasión de verdaderas legiones de iraníes, chinos, etarras, y cuanto bicho viviente se preste, a cambio de jugosas dádivas, a apoyar y defender al histrión. Este guión no tiene en cuenta que cada venezolano sabe –hasta los que se hacen los locos por interés- que Hugo Chávez ha saqueado las arcas del Estado venezolano para imponer y mantener la ambición de su amo Fidel Castro de implantar en América su fracasada ideología y su ruinoso sistema. Este guión tampoco tiene en cuenta que es obvio, descaradamente evidente, como Chávez ha destruido la Fuerza Armada venezolana convirtiéndola en su milicia particular y hasta tal grado la ha pateado que ya hoy conocemos que los cadetes son obligados a arrodillarse ante esta especie de  procónsul, este caporal que cuida y garantiza las propiedades de sus amos los Castro sobre esta pobre tierra arrasada.

Pero como les digo, el guión está escrito de acuerdo a los planes y tácticas… por eso desde el histrión, hasta su último vocero cacarean un mismo cuento… Y no dan respiro, cada hora se genera una cadena de radio y televisión, o se convoca un consejo de Ministros o se producen videoclips de Chávez arengando mientras simula una rutina gimnástica, cada hora, cada día son más y más mentiras, más y más trácalas, más y más lavado de cerebro a millones de seres que son bombardeados con un guión que como les digo ha sido escrito en La Habana y borra nuestra historia, borra nuestra identidad, nuestra tradición e impone un terrero, un conuco grande cuyo caporal es un tropero ambicioso que lo entregó a dos tiranos más ambiciosos que él y estos le garantizan el puesto por lo menos hasta que ellos mismos permanezcan ellos en Cuba.

Dentro de este guión vemos aparecer a Chávez cambiando el color que lo ha identificado estos largos 12 años… Ya no es el Chávez que comanda la horda roja, ahora viste de amarillo… Ya no es el que brama ¡Patria socialismo o muerte!, no, ahora quiere que sólo se hable de “Vivir viviendo”, pero si que es el mismo histrión de siempre: farsante, burlón, traidor…

Dentro de este guión aparece una esbirra de nombre Blanca Eekhout que ocupa la Segunda Vicepresidencia de ese parapeto que es la Asamblea Nacional, y en su sketch asegura que los opositores al Gobierno de Hugo Chávez tienen “precio” en vez de patria… Lo dice la que junto al resto de la banda que integra el grupo de focas que dan carácter de ley a los caprichos de los Castro, levanta su mano y aprueba el saqueo, la traición, el despojo.

Esta infeliz que alguna vez, como todos los que se han prestado para este crimen inmenso contra esta Nación traicionada, tendrá que responder frente a tribunales por sus fechorías, repite su parte del guión: “La oposición no tiene patria. Lo único que tiene es precio, y se lo ponen los gringos. La oposición tiene amo”… lo dice y cree que los que la escuchan no saben que quienes tienen amos son ellos, incluido el propio caporal, el propio tropero envalentonado aquí, pero sumiso y entregado en Cuba.  Y como ya les he comentado, en estas apariciones podemos ver claramente que la campaña de descrédito contra la oposición se recrudece… La unidad opositora los tiene desequilibrados y tienen que hacer lo que sea por desacreditarla y por supuesto por quebrarla.

Estoy segura que vemos el descrédito, los ataques, los insultos, pero junto a ellos se mueven los emisarios del diablo, socavando conciencias, comprando traiciones  para ver como quiebran la unidad. Esos no se dejan ver, no son evidentes, trabajan en las sombras, a esos hay que desenmascararlos, tenerlos vigilados, cercados… Son la parte siniestra y letal del plan.

Publicidad

Publicidad