Óptimos resultados dan los convenios educativos con la tiranía cubana

Henrique Capriles

Pistola en mano malandros empoderados y vistiendo camisas del partido oficialista dispararon contra la caminata y directamente contra Henrique Capriles.

- Getty Images

CARACAS, Venezuela - Brevemente les comentaré de la agresión armada que una banda de malandros colorados ejecutó contra una caminata de Henrique Capriles y seguidores por una de las más populosas barriadas caraqueñas… Pistola en mano malandros empoderados y vistiendo camisas del partido oficialista dispararon contra la caminata y directamente contra Henrique Capriles, hiriendo a varios de sus colaboradores que en ese momento estaban junto a él.

Como el malandraje mandante no requiere que sus hordas asesinas se tapen los rostros a la hora de atentar contra ciudadanos pacíficos, los pistoleros a cara descubierta disparaban a mansalva lo que permitió que de inmediato fueran identificados por algunos ex chavistas que ahora están en las filas opositoras y acompañan al candidato de la Unidad. Fue así como poco tiempo después del hecho violento, declaró la Concejal del partido Patria para Todos,  Andrea Tavares, dando nombres luego de reconocer a algunos…

Dijo la Concejal Tavares que pudo reconocer a casi todos, aunque sólo sabe los nombres de Alexander Berroteran, del que ya circularon numerosas fotografías pistola en mano y disparando,  que este sujeto es miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), seccional  San Bernardino; de Richard Torrelles y Marcos Ford- de la seccional La Pastora, además agregó que “todos forman parte del equipo político de la concejal Carmen Centeno Zerpa y el Concejal Metropolitano Alexander Nebreda, quienes pertenecen a la Dirección Regional del PSUV en Caracas."

Entre los heridos se encuentran: el estudiante de medicina Ismael García, hijo del Candidato unitario a la Alcaldía del Municipio Libertador de igual nombre, así como algunos colaboradores cercanos de Henrique Capriles. Al momento de los reclamos por esta salvajada, propia sin dudas de los convenios binacionales que en materia de “Educación” existen con la Cuba castrista y que han permitido la formación de Brigadas de Acción Rápida tan violentas y asesinas como las que operan en la Isla, aparecieron dos “Joyas” de la Robolución, Elías Jaua vicepresidente y Tareck El Aissami, escupiendo absurdos contra los opositores…

El primero, emblemático malandro, famoso por encapucharse para realizar actos de terrorismo urbano antes de llegar al Poder,  declaró con su cara bien lavada ahora que no utiliza capucha para que lo vean clarito como Vicepresidente de esta republiqueta en la que han convertido a Venezuela, que es  Capriles el responsable de ese acto vandálico ya que según Jaua realizaba campaña electoral ilegal en Cotiza… Porque estimados oyentes que un candidato opositor realice visitas a barriadas y pueblos es ilegal, pero que unos hampones declarados Brazo armado de la montonera mandante disparen contra ciudadanos pacíficos, eso si es legal y loable.

Y después le tocó a El Aissami atribuir a Capriles los hechos de violencia en Cotiza. Esto me hace pensar que este sórdido personaje de la jerarquía chavista, vinculado familiar e ideológicamente con el sanguinarios regímenes árabes como el de Saddam Husseim, o el del Clan El Assad, ha perdido el sentido de la ubicación y se cree que está en Siria y es ministro de la autocracia del Clan Al Assad… Al padre del joven herido por sus malandros, El Aissami ministro de Interior y justicia de Chávez, lo tilda de “Payaso y traidor” por pedir una investigación, y ya muestra que este nuevo acto de violencia y terrorismo gubernamental tendrá el mismo final que aquel escenificado por iguales forajidos chavistas que el 16 de agosto de 2004 dispararon públicamente contra pacíficos opositores asesinando a Maritza Ron por cuya muerte no han pagado ni pagarán…

Si son correctos los nombre que la Concejal del Partido Patria Para Todos dice conocer al identificar a los pistoleros de Cotiza que este pasado domingo 4 de marzo trataron de asesinar a Henrique Capriles Randoski y a varios de sus seguidores, podemos decir que Alexander Berroteran, Richard Torrelles y Marcos Ford y el resto de la “Brigada de acción rápida” serán tratados con la misma suavidad que los pistoleros de Puente Llaguno, los asesinos que masacraron a muchos demócratas el 11 de abril de 2002 y  hoy están convertidos en Héroes de la Revolución, del “Caballero” Gouveia aquel sociópata que asesinó a varios pacíficos venezolanos, incluida la joven Keila Guerra de apenas 17 años aquel 6 de diciembre de 2002 en la Plaza Altamira, de los asesinos de Maritza Ron, de los que acribillaron al abogado Antonio López Castillo a plena luz del día… De todos esos asesinos castrochavistas jamás juzgados ni condenados y que son el siniestro brazo justiciero de la  neotiranía de Chávez que busca repetir en Venezuela los mismos crímenes que atornillaron al Poder a otros malhechores todos parte del “Santoral” que busca emular y