Publicidad

Entra mayo y sale abril y en Venezuela el mal sigue campeando

Hugo Chávez

Entra mayo y sale abril y en Venezuela el mal sigue campeando

- Getty Images

CARACAS, Venezuela - Este último día del cuarto mes y atrapada por una gripe espantosa, no puedo sino referir lo que asegura una tonadilla del Romancero Gitano del Siglo XV: Entra mayo y sale abril, tan garridico lo vi venir. Entra mayo con sus flores, sale abril con sus amores, y los dulces amadores comienzan a bien servir ¡Entra mayo y sale abril! y lo refiero un poco para huir de lo que realmente signa este último día de abril, que no es ni poesía ni amores. Al contrario, es terror y odio, ese que bien ha sembrado Hugo Chávez en sus 13 años de pesadilla neotiránica y que aún observando como entre su misma banda pareciera imponerse una estampida, eso no garantiza que transitemos los últimos días de un déspota amoral y traidor que ha buscado chulos y cómplices con los que repartirse Venezuela.

Volvió de Cuba la semana pasada y cosa extraña lo hizo sigiloso, sin cámaras que lo tomarán bajándose del avión y caminando por un sendero flanqueado por cadetes de rodillas, una manera que halaga su brutal megalomanía. Para muchos, ni siquiera es seguro que haya regresado, porque verdaderamente, para gobernar por Twitter lo que se necesita es o un BlackBerry o una laptop, y esa es la nueva forma de mandar… Es lo que hace que las hordas rojas también griten ¡Así, así, así es que se gobierna! Y resulta que Simón Gorila se presenta tweet y tweet mientras que su contendor electoral, el joven Henrique Capriles Radonsky recorre el país puerta a puerta…

Algunos especulan que Chávez volvió para aprobar en Venezuela el adefesio que considera una Ley del Trabajo y que no es otra cosa más que el plan castrista para terminar de destruir la empresa privada y a los empleadores que salven al trabajador de la sumisión y el miedo que inserta el Estado forajido. Pero eso realmente no es así, ya que no es la primera ley o la primera imposición que Chávez hace desde La Habana, verdadera sede del Poder, por tanto, esa no es la razón… Otros ven la convulsión que sin dudas ha desatado Eladio Aponte Aponte con sus declaraciones a agentes norteamericanos y achacan esa razón al retorno del déspota…

¡Puede ser! Como también puede ser que la desesperación y las rencillas internas en la banda colorada obliguen a Simón Gorila a apersonarse…

Se fugan 200 presos de una cárcel caraqueña, destituyen a 32 jueces que hasta hace poco eran los paladines –junto con Aponte Aponte- de la justicia colorada… Desencadenan una campaña contra el senador Marcos Rubio. Chávez sigue mintiendo ahora vía Twitter, ya no es el omnipresente, algo le obliga a estar invisible, puede ser la enfermedad o puede ser una estrategia para que las especulaciones crezcan… Hasta la BBC de Londres se interesa por conocer de las bondades de la Gran Misión Vivienda, y entre líneas deja colar la realidad de la construcción de mentiras, la mejor obra chavista. Los chinos cada día se adueñan de lo que los Castro no pueden absorber de Venezuela. El narcoministro de Defensa Henry Rangel Silva asegura que León Panetta Secretario de Defensa de Estados Unidos trama alianzas para poner en peligro la fulana “Patria Grande”, esto lo dice mientras trata de hacerse el loco con los gravísimos señalamientos de sus vinculaciones con el narcotráfico.

El Gran Chulo, ese esperpento al que aún muchos le asignan admiración, y mal llamados demócratas como Santos o Piñera se prestan para que su heredero Raúl continúe martirizando al pueblo cubano tras más de 53 años de tiranía, dice –él o los que lo manejan como muñeco de ventrílocuo- que la “oligarquía jamás podría” retornar al gobierno en Venezuela y advierte como si de tierra conquistada se tratara, que “un error” del presidente estadounidense Barack Obama en su política hacia este país o sea hacia Venezuela, puede sumirlo en un “río de sangre”… ¡Inaudito! No por lo que dice sino por la falta de reclamo de un liderazgo opositor evidentemente capado cuando de invasión castrista se trata…

Entra mayo y sale abril, y no son precisamente “Dulces amadores” los que se pueden reseñar en un país donde el hampa disfruta de absoluta impunidad ya que contribuye con la siembra de miedo que tanto beneficia a Simón Gorila. Entra mayo y sale abril con casi 400 cadáveres ingresados en la Morgue de Bello Monte en la ciudad de Caracas, y no nombraré otras estadísticas porque es fácil entender que son miles los muertos que la violencia se ha cobrado también este mes que termina. ¡Entra mayo y sale abril!

Publicidad

Publicidad