El Marlins Park elegido sede para el Clásico Mundial de Béisbol

Marlins Park

A menos de un año de su estreno, el Marlins Park de Miami acaba de ser elegido para celebrar la ronda semifinal del máximo evento del béisbol mundial.

- Getty Images

MIAMI, Florida - Los estadios Marlins Park de Miami, Chase Field de Phoenix y AT&T Park de San Francisco serán sedes para la primera ronda, segunda y semifinales, respectivamente, de la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol que se disputará la primavera del próximo año.

La competición en la que participarán equipos nacionales de 28 países tendrá a Japón como el campeón que intentará mantener su invicto después de haber ganado las dos primeras ediciones.

Mientras que equipos como Estados Unidos, República Dominicana, Venezuela y Puerto Rico trataran de reivindicar todo el potencial que tienen con los peloteros que juegan en las Grandes Ligas, la mejor competición del deporte del béisbol a nivel mundial.

La gran novedad para la tercera edición es la ampliación de equipos y sedes que se ha hecho a través del mundo, de acuerdo con el anuncio oficial que hizo la oficina de las Grandes Ligas para presentar los escenarios elegidos dentro de Estados Unidos.

La competición de la primera ronda tendrá como escenario compartido el Chase Field, donde juegan los Diamondbacks de Arizona, y el Salt River Fields, de Talking Stick, en Scottsdale (Arizona), donde se disputan partidos de la Liga del Cactus en la pretemporada de las Grandes Ligas.

Arizona ya fue sede también de partidos de la primera ronda en la edición del Clásico Mundial de Béisbol del 2006, que se disputaron en el Scottsdale Stadium.

Miami será sede por segunda vez de la competición del Clásico Mundial de Béisbol, pero ahora tendrá como escenario su nuevo estadio del Miami Park con techo retractable que garantiza la competición, al margen de las condiciones climatológicas.

El anterior escenario de la competición del Clásico Mundial de Béisbol en Miami fue el Dolphin Stadium.

La gran novedad es la sede de San Francisco, que debuta en el Clásico Mundial después que el PETCO Park de San Diego acogió la competición en la primera edición del torneo en el 2006 y en la segunda fue el Dodger Stadium, 2009, el escenario de las semifinales y la final, donde Japón revalidó el título de campeón.

"Lo Gigantes están entusiasmados por haber sido seleccionados por las Grandes Ligas como sede de las semifinales del Clásico Mundial", declaró Larry Baer, CEO de los Gigantes. "Creemos que el AT&T Park será una sede perfecta para mostrar a los jugadores de béisbol a través de todo el mundo y como representan a sus países en un torneo internacional único".

Baer dijo que el objetivo de su organización será la de mostrar una gran competición internacional en un escenario ideal de una de las ciudades más internacionales del mundo.

Por su parte, Paul Archey, presidente de World Baseball Classic, Inc., que se encargará de la organización del torneo, dijo que todas las sedes elegidas eran un acierto completo.

"Estamos bien complacidos de tener como socios las franquicias que serán excelentes anfitriones para el Clásico Mundial de Béisbol 2013", declaró Archey. "Los Gigantes, Marlins y Diamondbacks comparten nuestro compromiso con aumentar el increíble crecimiento del deporte del béisbol a nivel global, con ciudades y estadio de primera categoría".

Las sedes internacionales para el Clásico Mundial de Béisbol 2013 serán anunciadas en las próximas semanas, además de la composición de los diferentes grupos y las fechas de los partidos.

Anteriormente fueron anunciadas como sedes de las rondas clasificatorias las ciudades de Regensburg (Alemania), Ciudad de Panamá, Taipei y Júpiter (Florida, EE.UU.).

El equipo nacional de Estados Unidos, que partirá una vez más como el equipo que luchará por el título, tendrá de dirigente técnico al legendario manejador Joe Torre, que ya advertido que los jugadores que lleguen al equipo serán los que realmente sientan la necesidad de representar con orgullo al uniforme de su país.

"Cuando llegas al equipo nacional, no importa la condición que tengas como profesional, debes sentirte identificado con lo más grande que es representar a tu país, a tu bandera", destacó Torre, que dirigió a los Yanquis de Nueva York y ganó cuatro Series Mundiales.