Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Conrado Marrero
  • Felo Ramírez
  • Conrado Marrero
  • Próximo álbum

Conrado Marrero cumplió 100 años

Conrado Marrero nació el 25 de abril de 1911 en Cuba, y aquí está ciego en su casa en La Habana celebrando su centenario con su habitual tabaco. Ramos, conocido por sus apodos "el Premier" o "Curvo" o "Guajiro de Laberinto", este último por el lugar de su nacimiento, en Sagua la Grande. Testo Agencias y Chuny Montaner.
Su familia y un grupo de colegas deportivos han preparado una fiesta de cumpleaños para este lunes al longevo lanzador, mientras los medios locales le trasladan felicitaciones y destacan profusamente episodios estelares de su larga trayectoria deportiva. Durante sus 20 años de actuación se anotó 367 victorias -97 de ellas sin permitir carreras- y solo conoció el fracaso en 178 ocasiones.
Le regalan una camiseta y una gorra con sus colores. El pitcheó para los Senadores de Washington desde 1950 hasta 1954 y debutó en las Grandes Ligas a los 38 años de edad, siendo uno de los jugadores "más viejos" mientras estuvo en la MBL.
Marrero debutó a los 27 años y comenzó en las posiciones de tercera base o jardinero, aunque el brillo máximo lo consiguió como lanzador. Considerado uno de los mejores 'pitchers' de todos los tiempos en la isla, especialistas y admiradores le reprochan haber llegado tardíamente al deporte que más encendidas pasiones provoca en los cubanos, pero supo demostrar que "nunca es tarde si la dicha es buena". Con 158 libras de peso en su anatomía de 1,73 metros de estatura, este tirador derecho de admirable control, a quien se le achaca poca variedad en su repertorio, llegó a las Grandes Ligas a los 39 años y de inmediato batalló por convertirse en el mejor novato de la temporada.
Su militancia en la novena de los Senadores de Washington, en la Liga Americana, se extendió cinco campañas (1950-1954) durante las cuales archivó 39 triunfos ante 40 reveses, saldo positivo para un equipo catalogado "débil". En su primer año de fichaje con los Senadores terminó con 6-10, pero el mentor Bucky Harris valoró a Marrero como el más valioso del equipo, por su "excelente curva, buen control y magnífico temperamento". Como lanzador "amateur" entre 1939 y 1945 en los torneos de la Unión Atlética Amateur de Cuba, el pelotero isleño registró desempeños exitosos en campeonatos mundiales y otras contiendas en las que ganó 127 juegos y perdió solo 40.
En cinco oportunidades integró la selección cubana en series mundiales de esa categoría, y con balance de 11 victorias y cinco derrotas contribuyó a los cuatro títulos de Cuba en un lustro. Su salto al profesionalismo se produjo en 1946, en una temporada con los Indios de Juárez, en México, donde logró 24 éxitos y solo 8 reveses. En su carrera profesional se destacó como el autor de tres desafíos en los que no permitió hit ni carrera y en otros 42 transitó la ruta sin que sus oponentes lograran pisar el plato.
Fue admirado por los seguidores del antiguo conjunto Almendares, en la Liga Profesional Cubana y del 'Habana Cubans', equipo en el que jugó tres temporadas y acumuló 60 triunfos. El 'Guajiro de Laberinto' como también se le conoce popularmente se quedó en Cuba, donde también trabajó como entrenador en la región oriental del país, principalmente con equipos de la provincia Granma en campeonatos nacionales.
En 1999 fue proclamado con el título de "Héroe Nacional del Trabajo" en la isla y a pesar de que sufría ya la pérdida progresiva de la visión, el gran jugador se mantuvo frecuentando estadios hasta que se quedó totalmente ciego. Aunque ha llegado a la edad centenaria padeciendo de sordera, el estelar ex lanzador sigue mostrando sus dotes de hablador por excelencia y muchos de sus visitantes disfrutan de las anécdotas de quien dice tener todavía "muchos secretos" para contar.
Conrado Marrero ha sido un sempiterno fumador de puros y mantiene su favoritismo por la marca 'H.Upman' y Felo Ramírez nos contó que cada vez que iba a Washington, llevaba a Marrero una caja de sus tabacos favoritos.
Felo también nos cuenta que una vez Marrero le estaba pitcheando a Ted Williams, que lo tenía con dos outs en dos strikes sin bolas y le lanza una pelota. Se levantó la bola, Marrero creyó que era un out y salió caminando para el "dogout" y cuando se da cuenta, Williams se había llevado la cerca.

El legendario lanzador cubano es el jugador de Grandes Ligas más longevo este día de su cumpleaños.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Seguridad en Turkey Point

El Heat empató a un triunfo las Finales de la NBA quemando a los Spurs

No para cardíacos el juego del Heat contra los Pacers

Ganan los Heat el partido 27mo. al hilo liderados por LeBron James

Disfruta más imágenes
a tu izquierda