• Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Archivo de Simancas
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Colón y Reina Isabel
  • Próximo álbum

La carta de amor de Cristóbal Colón a la Reina Isabel

La profesora estadounidense de la Universidad de Georgetown Estelle Irizarry destacó el carácter amoroso de una carta enviada por Cristóbal Colón a la Reina Isabel la Católica. (Detalle del monumento a Colón, situado en la Plaza de Colón, Madrid).
La profesora y escritora desarrolla esta teoría con muchos detalles, en su último libro. (Imagen del monumento a Cristóbal Colón).
Irizarry, titular emérita de literatura hispánica en Georgetown, aseguró en entrevista que la carta demuestra que existió una relación amorosa entre las dos figuras históricas. (Retrato póstumo de Cristóbal Colón por Sebastiano del Piombo).
La escritora aborda el tema en "La carta de amor de Cristóbal a la Reina Isabel".
La carta, conservada en España, en el vallisoletano Archivo de Simancas fue escrita por Colón. (Foto de la edificación del Archivo de Simancas).
"No sabemos con certeza si llegó a su destinataria", asegura Irizarry. (Pintura por Alejo Fernández de Cristóbal Colón, parte del cuadro Virgen de los Navegantes, situada en la Sala de los Almirantes del Alcázar de Sevilla).
La académica aclara que la misiva está escrita en el español de la época y contiene elementos de ladino, la lengua hablada por los judíos sefardíes.
La faceta amorosa se restringe a la primera parte de la carta, según la experta académica. (Sello emitido por el Reino Unido con las efigies de la Reina y Colón).
La misiva está dirigida exclusivamente a Isabel, a diferencia de otras cartas que envía con destino a las "Altezas", la reina y el rey. (Cuadro de Cristóbal Colón en la Santa María en 1492).
"Colón no quería darle problemas a la reina", matiza Irizarry. (Cristóbal Colón delante de la reina, cuadro por Emanuel Leutze).
Para no implicarla, el navegante no fue más explícito en los textos enviados a la Reina Isabel. (El Rey Fernando y la Reina Isabel en el cuadro. En este retrato se puede ver a la reina con un collar muy similar al descrito entre otros por H. del Pulgar, y podría tratarse de la preciosa joya que le encargaron a Isabel en su petición de mano. Si se tratase de la misma pieza, el magnífico torzal de oro con rubíes y perlas en forma de lágrima, estaríamos viendo el collar que perteneció a Juana Enríquez, madre de Fernando II de Aragón y a otras reinas de la corona de Aragón. Parece que el retrato fue realizado originalmente de cuerpo entero y se desconoce los motivos por los que se mutiló el lienzo, del Siglo XV).
"Las llaves de mi voluntad yo se las di en Barcelona", le escribe Colón a Isabel la Católica. (Estatua de la Reina Isabel, en Sacramento, California),
La carta data del año 1501, y sus palabras, según Irizarry, tienen una connotación erótica, en concreto la figura de la llaves como utensilio que penetra y permite la apertura. (Estatua del buque Santa María en la casa de Colón en Valladolid).
La profesora de Georgetown sostiene que Colón se valió del ama de llaves de Isabel, Doña Juana de la Torre, para comunicarse con la monarca española sin levantar sospechas. (En la foto, Colón intimida a los nativos prediciendo un eclipse lunar).
"Colón le escribe a Juana de la Torre", indica la escritora. (Vista parcial de la fachada occidental de la Casa de Colón desde el callejón de San Marcial, Las Palmas).
"Pero las cartas tenían como destinataria final a la reina", apunta Irizarry, que se pregunta cuál si no sería la razón por la que Colón se habría dirigido a esa figura de la Corte. (Colón en la puerta del Monasterio Santa Maria de la Rabida con su hijo Diego. Cuadro por Benito Mercade y Fábregas).
En el escrito, Colón se refiere a la monarca como "Cristianísima reina". (En la ilustración, las notas de Colón en la obra de Marco Polo en latín, "Le Livre des Merveilles”).
"Yo soy de continuo pensando en su descanso", palabras que la experta estadounidense piensa que denotan la obsesión amorosa del famoso navegante por la reina española. (Un dibujo de La Pinta, La Santa Maria, y La Niña, las tres carabelas en que viajó Colón, en North River, New York).
"En una de las cartas se ve muy bien que no va dirigida a Juana de la Torre, se trataba de un camino para llegar a la reina", relata Irizarry, (La imagen es un mapa con las rutas seguidas por Colón en sus cuatro viajes).
"¿Moriría triste, por su amor a la reina?", se preguntan algunos académicos. (La muerte de Colón, litografía por L. Prang & Co.).
La escritora abordó la figura histórica del navegante en su anterior trabajo. (La imagen muestra el mapa de Cristóbal Colón, del taller en Lisboa de Bartolomé y Cristóbal Colón, hacia 1490).
"El ADN de los escritos de Cristóbal Colón" es el nombre del libro de Irizarri que también gira alrededor de Colón. (Una carabela de plata contiene las cenizas de Cristóbal Colón).
"La carta", asegura la profesora estadounidense que reside parte del año en Puerto Rico, "recuerda un encuentro entre Colón y la reina Isabel que tuvo lugar en 1493". (Ilustración de las nociones de Toscanelli de la geografía del Océano Atlántico, que influenciaron los planes de Colón).
El navegante dice que el encuentro tuvo lugar en Barcelona pero que Irizarry subraya pudo ocurrir en otra localidad española. (Escudo de armas de Colón modificado).
¿En qué lugar pudieron encontrarse Colón y la Reina? Colón se llevó el secreto a la tumba. Tumba de Cristóbal Colón (Catedral de Sevilla, España).
¿Supo el Rey de los posibles devaneos de la Reina? (El regreso de Cristóbal Colón en audiencia frente al Rey Fernando y la Reina Isabel. Pintura por Eugene Delacroix).
Faro en honor a Colón en Santo Domingo, República Dominicana, donde algunos dicen que se encuentran las verdaderas cenizas del navegante. Entonces, ¿están incompletos o incorrectos los estudios del ADN?
El billete de Estados Unidos, emitido en 1893, muestra un perfil hermético. ¿Confiaría su secreto Colón a persona alguna?
"La carta de amor de Cristóbal a la Reina Isabel" es una obra de investigación en la que convergen historia, crítica literaria, análisis de texto y el deseo de despejar incógnitas sobre la figura del Cristóbal Colón. Monumento a Colón en Denver, Colorado.
Próximos álbumes

Kennedy y las grandes conspiraciones

Imágenes de los daños por el sismo en Nicaragua

Comienzan las fiestas de carnaval en Río de Janeiro

Corrió la sangre en las calles de Venezuela

Disfruta más imágenes
a tu izquierda