Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Pepe Forte
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Nick Amundsen
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Manuscrito griego
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Premio Nobel
  • Ballena
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pingüinos
  • Pepe Forte
  • Próximo álbum

La aberrante conducta sexual de los traviesos pingüinos

Oculto durante casi 100 años, por ser demasiado "gráfico", aparece un informe sobre el comportamiento "gamberro" de los pingüinos, observado durante una expedición al Polo Sur en 1910, dijo el incomparable Pepe Forte, en su estelar programa "El Ático de Pepe". (Foto cortesía de Pepe Forte).
George Levick, el médico en el famoso viaje de 1910-1913 Scott al Polo Sur, llamada Expedición Terra Nova, detalló el extraño comportamiento de los pingüinos.
Levick escribió un folleto de cuatro páginas titulado "Hábitos sexuales de los pingüinos Adelia" en 1915.
La Expedición Terra Nova fue encabezada por el capitán de navío Robert Falcon Scott.
La expedición de Scott llegó al Polo Sur poco después que el noruego Roald Engelbregt Gravning Amundsen, quien se adelantó a Scott y fue el primer explorador en llegar al Polo Sur en diciembre de 1911.
Amudsen, tío abuelo de Richard Amudsen, quién a su vez es el esposo de nuestra Gerente General Claudia Puig, fue el primer explorador en llegar al Polo Norte en 1926, el primero que atravesó el Pasaje del Noroeste y desapareció en 1928 durante una misión de rescate.
Durante su viaje, Levick observó y registró información sobre la vida de los pingüinos Adelia (Pygoscelis adeliae) en Cabo Adare. Incluso grabó el primer pingüino a la colonia - la mayor del mundo de esta especie - el 13 de octubre de 1911.
Oculto durante casi 100 años por ser demasiado "gráfico", ha sido descubierto e interpretado el informe sobre el comportamiento "gamberro" –que practicaban coerción sexual- de los pingüinos Adelia, y que fue observado durante expedición polar del capitán Robert Falcon Scott en el año 1910.
Las traviesas notas fueron redescubiertas recientemente en el Museo de Historia Natural en Tring, en Inglaterra, y publicadas en la edición reciente del registro de la revista Polar.
Durante su viaje, Levick observó y registró información sobre la vida de los pingüinos Adelia (Pygoscelis adeliae) en Cabo Adare. Incluso grabó el primer pingüino a la colonia - la mayor del mundo de esta especie - el 13 de octubre de 1911.
"Algunas de las cosas que notó Levick lo sorprendieron notablemente", dijo el comisario Douglas Russell, quien descubrió el folleto en el Museo.
Levick señaló en sus escritos las tendencias auto eróticas de los pingüinos.
Levick también anotó el comportamiento aparentemente aberrante de los jóvenes varones y las hembras no apareadas, como la necrofilia.
Entre los datos sobresalientes de la conducta de los pingüinos observados por Levick están la coacción sexual.
Los pingüinos también llevaban a cabo abuso sexual y físico de los pollitos, pudo observar Levick.
El folleto de Levick también describe el sexo no procreativo.
Levick pudo comprobar y las conductas homosexuales de los pingüinos.
Considerado demasiado explícito para la sociedad en el momento, el documento no fue publicado con los otros informes de la expedición Terra Nova.
El informe permaneció oculto entre las colecciones de aves en el museo, hasta que fue descubierto recientemente por Russell.
"Las notas de Levick estuvieron adelantadas por décadas por delante de su tiempo”, dijo Russell.
Las anotaciones de Levick son posiblemente, el primer intento de revelar los aspectos más desafiantes de las estrategias de comportamiento de aves en el mundo académico.
Levick, sorprendido por lo que vio, registró los acontecimientos en griego para disfrazar la información, en la escritura de un punto.
"No parece haber ningún crimen demasiado bajo para estos pingüinos."
"Los Hábitos Sexuales de los pingüinos Adelie" fue escrito por George Levick de en 1915, describiendo algunos de los comportamientos que conmocionaron el ávido cirujano y zoólogo.
Levick describió en su folleto que los pingüinos que se contoneaban sobre la periferia de la colonia que aterrorizaban a los pollitos descarriados eran como "pequeños grupos de gamberros".
“Es en verdad interesante observar que, cuando la naturaleza se propone a encontrar un empleo, estas aves, al igual que los hombres, degeneran en la ociosidad", dijo Levick en su escrito.
"Los crímenes que se cometen por los pingüinos son tales que no tienen cabida en este libro”, anotó Levick.
Conductas homosexuales en los animales ya ni se ocultan ni producen rubor.
De hecho, el Biólogo holandés Kees Moeliker ganó un Premio Nobel en el año 2010 por el primer informe sobre la conducta sexual de patos gay muertos.
Un montón de animales “ya salieron del closet”, como los delfines y las ballenas asesinas de los bonobos y los gansos Greylag.
Algunos estimados indican que unas 1500 especies animales practican el mismo sexo de acoplamiento.
Mientras Levick pueden haber visto las interacciones entre los pingüinos a través de una lente de antropomórfico, hoy que no es el caso, señalan los investigadores.
La necrofilia, por ejemplo, no es lo mismo en los pingüinos que en los humanos.
Con respecto a la necrofilia de los pingüinos, en vez de excitarse sexualmente con una chica caliente, los pingüinos machos están conectados químicamente para responder de cierta manera a una hembra, aparentemente compatible en edad de reproducción.
Pepe Forte, conductor del programa radial "El Ático de Pepe".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Infancias robadas en Cuba

Meryl Davis y Charlie White ganan la primera medalla olímpica de EEUU en patina

La Infanta Cristina testificó durante más de seis horas ante el juez

El pueblo venezolano perdió el miedo: arrestan a Leopoldo López

Disfruta más imágenes
a tu izquierda