Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • Fidel Castro
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • Brian Latell
  • Vladimir Rodríguez Lahera
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy
  • Ataud de Lee Harvey Oswald
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • Congreso
  • Fidel Castro
  • Embajada de Cuba en México
  • Fidel Castro
  • Harvey ee Oswald
  • Harvey ee Oswald
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • John F Kennedy asesinato y Cuba
  • Secretos de Castro
  • Próximo álbum

Latell: Castro mintió sobre Lee Harvey Oswald

John F. Kennedy, presidente de Estados Unidos, murió asesinado en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Esta es la última foto del presidente vivo, saludando al público congregado en las calles cerca de la biblioteca (Book Repository).
Fue sólo unas treinta horas después de la muerte de John F. Kennedy, cuando Fidel Castro salió al aire a negar cualquier conocimiento del asesino del presidente. Esta foto fue tomada segundos después del disparo fatal con una cámara Polaroid, está en los archivos de la Biblioteca Kennedy como Moorman Photo.
Fidel Castro fue muy claro sobre Lee Harvey Oswald: "Nunca en nuestra vida oído hablar de él."
Castro pronunció otro discurso cuatro días después en la Universidad de La Habana, volvía a insistir en que él no sabía nada del asesino.
Hablando de las visitas misteriosas de Oswald al Consulado cubano en Ciudad de México a finales de septiembre, Fidel Castro emitió un segundo desmentido crítico. "No sabía nada de él. . . No tenemos otros antecedentes de los acusados. . . aparte de lo que ha sido publicado en la prensa ".
Una foto más reciente de la Embajada de Cuba en México, con letreros.
Pero la investigación de Brian Latell, aquí en la foto, sobre los secretos de Castro, encontró múltiples fuentes que, en conjunto, demuestran que Fidel Castro mintió en todos estos aspectos.
La primera evidencia de la mentira de Fidel Castro sobre Oswald provino de Vladimir Rodríguez Lahera - con nombre en código AMMUG en la Agencia Central de Inteligencia, CIA.
Rodríguez Lahera fue descrito por un oficial superior de la CIA como "una mina de oro de funcionamiento", cuando, en abril de 1964, él fue el primero en desertar de la DGI, el servicio de inteligencia más importante de Cuba.
Rodríguez Lahera había trabajado la sede del DGI en La Habana y brevemente en su Centro en la Ciudad de México. Le dijo a la CIA que Castro mintió cuando negó públicamente cualquier conocimiento de Oswald.
Jack Childs, un comunista norteamericano contratado por el FBI para informar sobre sus contactos con los líderes del bloque soviético, fue otra fuente confiable, y proporcionó información detallada demostrando que Castro sabía el odio de Oswald hacia Kennedy semanas antes del asesinato. Childs se reunió con Castro en La Habana en mayo de 1964. En la foto el hermano de Jack Childs, también doble agente del FBI.
Fidel dijo a Childs que cuando Oswald se iba del consulado de Cuba en México, gritó: "Voy a matar a Kennedy.
Curiosamente, los informes del FBI sobre la conversación, y la gran confianza sobre la fiabilidad de la fuente, nunca fueron debidamente compartidos con la Comisión Warren.
Warren Earl, jurista, gobernador de California y Jefe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, presidió la comisión que investigó el asesinato de Kennedy y que tomó su nombre, Comisión Warren.
Según el FBI, Childs se enteró de que "Fidel Castro recibió la información sobre las apariciones de Oswald en la embajada cubana, porque se lo informaron de inmediato."
Fidel Castro habló con Childs "sobre la base de los hechos que le dio su personal de la embajada, quienes trataron con Oswald, y al parecer hicieron un informe completo y detallado. "
Otra fuente, un periodista británico, posteriormente afirmó que Castro también compartió con él un relato de la visita de Oswald a la embajada de Cuba en Ciudad de México. Es casi exactamente paralela a lo que Childs escuchado de Castro.
Sorprendentemente, otra confirmación de los engaños de Fidel proviene de una fuente increíble. Alfredo Mirabal era el entrante jefe de la DGI en la Ciudad de México y estaba presente durante la visita de Oswald.
Alfredo Mirabal fue entrevistado por los miembros del Comité Selecto en Asesinatos de la Cámara de Representantes en 1978.
En un momento de extraño descuido, Mirabal admitió que él había preparado un informe sobre Oswald para la DGI. Al parecer no se dio cuenta al testificar que él estaba contradiciendo lo que su comandante en jefe había afirmado solemnemente años antes.
Latell ha descubierto aún más información, mucha de ella inadvertida por los investigadores anteriores. En los informes desclasificados de la CIA sobre conversaciones telefónicas de los oficiales de inteligencia cubanos que prestaron servicio en la Ciudad de México en 1963, Latell encontró con una que indica que Oswald probablemente llamó la atención por primera vez de la DGI varios años antes, cuando era un joven marino que servía a s país en el sur de California.
La evidencia de estas fuentes no relacionadas unas con las otras es abrumadora: Castro ha mentido sobre su conocimiento previo de Oswald desde un día después de la muerte de Kennedy. Pero ¿por qué?
Ciertamente, el liderazgo cubano sabía que el conocido enamoramiento y apoyo de Oswald, aquí en el momento de su arresto, con la revolución sería incriminatorio.
Pero si Castro y de la DGI no tenían nada que ocultar, si las relaciones de Oswald, aquí con Marina su esposa, con el personal de la Embajada de Cuba en México había sido del todo inocente, ¿por qué tejer el manto de la negación que se ha repetido durante 49 años?
Florentino Aspillaga, un alto oficial condecorado de inteligencia cubana que desertó en 1987, ha proporcionado una explicación creíble. Dijo a Latell que Castro conocía de antemano la intención de Oswald para dispararle  a Kennedy.
Aspillaga es una fuente que resultó ser tan fiable a la inteligencia estadounidense que un oficial retirado dijo a Latell: "su valor como un desertor era tan bueno o mejor que cualquier otro que ha tenido la CIA, aquí la foto de su nuevo edificio. Si hubiera sido un Soviético, habría sido el mejor en toda nuestra historia. "
En Secretos de Castro Latell examinó y diseccionó el recuerdo Aspillaga de su experiencia en la mañana de la muerte de Kennedy: “No tengo ninguna razón para creer que exagerada o inventada la historia sorprendente de que Castro y la inteligencia cubana tenían conocimiento previo de lo que Oswald planeaba hacer. Y si Aspíllaga tiene razón, no puede haber una explicación mejor para Fidel décadas de la mentira”.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

En Caliente: Pérez Roura, Ninoska y Oscar

Miami esquiva a San Antonio 105-100 en medio de controversias

Ganan los Heat el partido 27mo. al hilo liderados por LeBron James

El Heat empató a un triunfo las Finales de la NBA quemando a los Spurs

Disfruta más imágenes
a tu izquierda