Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Oswaldo Payá
  • Próximo álbum

Sepelio de Oswaldo Payá convoca a cientos de personas en La Habana

El opositor cubano Oswaldo Payá fue sepultado este martes en La Habana en medio del dolor y consternación de sus correligionarios y pedidos dentro y fuera de Cuba de que se investiguen las causas del accidente de tránsito en que pereció.
Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), falleció el pasado domingo cuando el auto turístico en que viajaba perdió el control y se impactó contra un árbol cerca de la ciudad oriental de Bayamo, de acuerdo con la versión oficial.
El féretro con el cuerpo del Premio Sajarov 2002 del Parlamento Europeo fue introducido en una cripta en el cementerio de Colón, de esta capital, minutos después de las 11:00 horas locales (15:00 horas GMT) en medio de vivas de grupos disidentes.
Antes de partir el cortejo fúnebre hacia la Necrópolis, el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, ofició una misa en una pequeña parroquia del barrio habanero de El Cerro, donde Payá fue bautizado y a la que acudía con regularidad.
Ortega dijo en su homilia que Payá, de 60 años, "vivió el papel desgarrador de ser un laico cristiano con una opción política en total fidelidad a sus ideas, sin dejar por esto de ser fiel a la Iglesia hasta el día final de su vida".
"Y defendió la participación de los laicos en la vida política de la nación. Oswaldo tenía una clara vocación política y esto, como buen cristiano, no lo alejó de la fe ni de su práctica religiosa ", agregó el purpurado.
Al final de su discurso, Ortega leyó un mensaje de pésame a la familia de Payá enviado por el Papa Benedicto XVI, quien visitó Cuba del 23 al 29 de marzo pasado.
Ortega ofició la misa fúnebre de Payá, pese a las diferencias que el opositor había tenido en los últimos tiempos con la jerarquía eclesiástica por su política de diálogo con el gobierno del presidente Raúl Castro.
La muerte de Payá suscitó expresiones de pesar de varios gobiernos, entre ellos México, Estados Unidos y Francia, así como acusaciones del exilio anticastrista de Miami que insiste se debió a un supuesto atentado.
Según testigos, a la salida de la parroquia se produjeron incidentes cuando activistas que daban el último adiós a Payá corearon gritos de "libertad, libertad" y, según la bloguera Yoani Sánchez, hubo algunos detenidos entre ellos el disidente Guillermo Fariñas.
Las teorías de quienes rechazan la versión publicada por la prensa oficial, entre ellos familiares del extinto, sostienen que el accidente ocurrió cuando el coche donde viajaba Payá fue impactado por otro y salió despedido de la carretera.
En tanto, grupos de la disidencia interna publicaron en internet sus condolencias por la muerte del opositor que impulsó cambios legales en el marco de la actual Constitución a través del Proyecto Varela.
Al finalizar el acto religioso y cuando el cortejo se encaminaba al camposanto, algunos disidentes fueron detenidos en los alrededores del templo y trasladados a dependencias policiales, según denunció la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) que lidera Elizardo Sánchez.
Las detenciones de varios disidentes, entre ellos el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas, empañaron el funeral y entierro en La Habana de Oswaldo Payá, un referente de la oposición interna por su activismo en favor de una transición democrática en Cuba.
Entre los arrestados figuran además de Fariñas, Antonio González Rodríguez, su esposa Ailer, Julio Aleaga, Ricardo Medina o Pavel Herrera, dijo Sánchez a Efe. En el Cementerio de Colón, donde no se registraron incidentes, más de 300 personas, entre familiares, amigos, opositores y algunos diplomáticos, dieron su último adiós y brindaron una ovación a Payá, que fue sepultado en una bóveda familiar.
Uno de los aspectos más relevantes de las honras fúnebres a Payá, de profundas convicciones católicas, fue la participación de muchos representantes de la jerarquía católica encabezados por el cardenal Jaime Ortega quien ofició personalmente su funeral. Incluso el Papa Benedicto XVI envió un mensaje de pésame y apoyo a la familia del opositor que fue leído por Ortega durante el funeral.
En los últimos tiempos, Payá cuestionó a la jerarquía católica en Cuba porque el diálogo que abrió con el Gobierno del presidente Raúl Castro y que propició la excarcelación de presos político excluyó a la disidencia. El pasado mayo, este opositor divulgó una declaración criticando que el "discurso" político de Ortega apareciera como la posición de la Iglesia en Cuba y sirviera de "plataforma" para un grupo de laicos que actúan como "comisarios políticos".
Con la muerte de Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), la disidencia cubana pierde a uno de sus referentes más importantes y respetados dentro y fuera de la isla. En su larga trayectoria para lograr una apertura democrática en Cuba dentro de la legalidad promovió numerosas iniciativas, la más destacada el "Proyecto Varela".
Payá presentó ese documento, que proponía reformas legales, apertura de espacios de participación libre y apoyo para la celebración de un referéndum, ante el Parlamento cubano con el aval de 11.000 firmas el 10 de mayo de 2002 y en octubre de 2003 sumó otras 14.000 firmas más a su iniciativa.
La respuesta del régimen castrista fue sacar adelante en referéndum una reforma constitucional con la que declaró "irrevocable" el régimen socialista y la negativa a volver al capitalismo. Oswaldo Payá fue el primer opositor cubano en recibir, en 2002, el Premio Sájarov del Parlamento Europeo, una distinción que también se otorgó a las Damas de Blanco en 2005 y a Guillermo Fariñas en 2010.
El opositor murió el domingo en un accidente de tráfico ocurrido cerca de la ciudad de Bayamo (a 750 kilómetros al este de La Habana) cuando viajaba en un vehículo junto al también cubano Harold Cepero, que falleció, el español Ángel Carromero y el sueco Jens Aron Modig. Los dos ciudadanos extranjeros resultaron heridos leves pero recibieron el alta hospitalaria el lunes.
Ángel Carromero, un dirigente local en Madrid de Nuevas Generaciones del PP, era quien conducía el vehículo cuando ocurrió el accidente, pasó la noche del lunes al martes en dependencias policiales de Bayamo y aún permanece retenido en esa ciudad, según informaron a Efe fuentes diplomáticas, aunque de momento no se han presentado cargos en su contra.
Dos hijos de Payá contradijeron la versión oficial del hecho y sostuvieron que el automóvil rentado en que viajaba su padre fue embestido en varias oportunidadeds por un camión, lo que provocó el accidente.
La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos, tolerada por el regimen, ha insistido en que se trató de un "trágico accidente" vial, responsabilizando al gobierno sólo por el "pésimo estado" de las carreteras.
En el auto viajaban el español Ángel Carromero Barrios (del derechista Partido Popular), quien conducía el automóvil y fue detenido para prestar declaraciones a la policía, y el demócrata cristiano sueco Jens Aron Modig, ambos de 27 años, que resultaron con heridas leves.
Los restos de Payá fueron trasladados a La Habana y velados en la Parroquia de El Cerro, en el municipio donde residía, gracias a que la Iglesia, que sólo deja velar a religiosos en los templos, hizo una excepción en este caso.
Su hija, Rosa María Payá, responsabilizó públicamente al gobierno cubano por la "integridad física" de su familia.
"Por respeto a mi padre y a mi amigo Harold, yo tengo el deber, yo responsabilizo al gobierno cubano por la integridad física de mis dos hermanos, de mi madre y de toda mi familia", dijo Rosa María en el templo ante unas 200 personas, incluida la alta jerarquía de la Iglesia Católica.
Ofelia Acevedo, esposa y compañera de lucha política de Payá, aseguró ante los asistentes a la misa que "con más fuerza, el MCL continuará su labor", pues "nos inspira y nos llena de esperanza y confianza el amor sin límites a Cuba de Oswaldo y de Harold, un amor que les llevó a entregar sus vidas".
Un periodista de Bayamo publicó en su página de la red social Facebook (www.facebook.com/riobayamo#) fotos del auto accidentado, un Hyundai Accent azul, en el que se aprecia un fuerte impacto en el costado izquierdo trasero. En el asiento trasero viajaban los dos cubanos muertos y adelante los extranjeros.
El deceso de Payá provocó reacciones de pesar en Estados Unidos, América Latina y Europa, y cuestionamientos hacia el régimen comunista de La Habana.
Payá alcanzó notoriedad en mayo de 2002, cuando entregó al Parlamento cubano 11.020 firmas en respaldo al "Proyecto Varela", una iniciativa suya para cambios políticos en la isla que fue desestimada por el régimen.
Hay versiones encontradas sobre el accidente, incluso algunas que lo consideraron intencional, pero sectores de la disidencia interna desestimaron esto -al menos hasta tener declaraciones directa de los dos sobrevivientes- y en cambio, siguiendo a los familiares, pidieron una investigación.
Aunque aún se desconocen los pormenores del accidente, algunos detalles comenzaron a salir a la luz. Carromero conducía el vehículo en el momento del accidente, según confirmaron en España fuentes del gobernante Partido Popular. Después de recibir el alta hospitalaria, prestó declaración ante la policía.
El ciudadano español 27 años fue asistido por la embajada de su país y de momento no se le imputan cargos, aunque se espera que permanezca en la isla hasta que se aclare la investigación de los hechos.
Según publicó el martes el diario madrileño El Mundo, Carromero admitió ante los agentes que un despiste suyo al volante fue la causa del accidente pues no alcanzó a ver una señal de tráfico para reducir la velocidad y perdió el control del vehículo, que cayó por un terraplén. Ni el Partido Popular ni la cancillería española en Madrid confimaron estos últimos detalles.
En 2002 al calor de la vista del ex presidente Jimmy Carter a Cuba, Payá había presentado 11.020 firmas a la Asamblea del Poder Popular, el parlamento, a las cuales agregó posteriormente 14.000 más. Payá también fundó y coordinó el Movimiento Cristiano de Liberación, una pequeña organización opositora.
La capilla ardiente de Payá quedó instalada en El Salvador del Mundo, la parroquia habanera a la que solía acudir el opositor, cuyo féretro fue recibido con una cerrada ovación y un largo aplauso de las más de 400 personas que se congregaron en el templo entre familiares, amigos, disidentes y varios diplomáticos europeos.
En esa iglesia habanera se entonó también el himno nacional en memoria de Payá y se lanzaron gritos de "libertad", si bien la viuda del opositor, Ofelia Acevedo, pidió a los asistentes silencio y oración en el último adiós a su marido.
El cuerpo de Payá, que falleció a los 60 años, fue trasladado hasta La Habana por carretera desde Bayamo (a más de 750 kilómetros al este de la capital cubana), donde el domingo se produjo el fatal accidente que acabó con la vida del líder del Movimiento Cristiano Liberación y del también cubano Harold Cepero, de 31 años y miembro de ese grupo.
"Es un golpe muy duro a la Cuba futura. Yo desde que crecí, desde que fui adolescente, me imaginaba una Cuba futura donde Oswaldo Payá tuviera voz y voto (...) Pienso que ha muerto un hombre imprescindible para la transición cubana", dijo la famosa bloguera crítica Yoani Sánchez.
Para la ex presa de conciencia Marta Beatriz Roque, Payá era uno de los "líderes históricos" de la disidencia cubana, mientras el que también fuera preso político Óscar Elías Biscet reclamó una investigación profunda sobre el accidente porque sospecha que fue "inducido" desde el régimen.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Payá, líder de la oposición democrática en Cuba

Dos muertos, múltiples heridos y desaparecidos en explosión de gas en Nueva York

Australia cambia de estrategia y busca "a ojo" el avión desaparecido

Hamas e Israel: no caigan en la trampa de la Yihad

Disfruta más imágenes
a tu izquierda