Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Ann Romney
  • Próximo álbum

Ann Romney: seguiré peleando a pesar de la enfermedad

Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.
Ann Romney, que podría convertirse en la próxima primera dama de EE.UU., aseguró que seguirá "peleando" por transmitir el mensaje de su esposo, Mitt Romney, aunque la esclerosis múltiple "ahora gobierna mi vida". "Fui diagnostica con esclerosis múltiple (en 1998) y ahora la esclerosis múltiple gobierna mi vida. También es mi maestra, y me ha enseñado que no puedo hacer las cosas que antes podía. Tengo una energía limitada y algunas de las cosas que pensé que haría más adelante en mi vida, no puedo", dijo Ann Romney, quiere asegurar a los votantes que Mitt "es un hombre íntegro" y "pueden confiar en él". Ann Romney aseguró que las mujeres "pueden confiar en Mitt". "Tuve a mis hijos cuando era joven y pensé que los criaría hasta cuando, aún joven, podría regresar a hacer lo que quisiera en mi vida. Desafortunadamente, cuando (Craig) cursaba el último año de secundaria, me diagnosticaron la esclerosis múltiple", recordó. Ann, también una sobreviviente de cáncer del seno, afirmó que su enfermedad está en remisión y está "agradecida por cada día que tiene un día saludable". Recordando la influencia de su abuelo y padre, dos galeses que emigraron "en busca de esperanza, mejores trabajos y seguridad", Ann subrayó que su esposo y ella comparten el deseo de que EE.UU. siga siendo un lugar "donde todos vivan ese mismo sueño". Su secreto para un matrimonio duradero y feliz -lleva 42 años de casada- es "reír mucho" y "mantener un buen sentido del humor para hacer frente a la vida", dijo. "También nos ha ayudado que estamos sumamente comprometidos con nuestro matrimonio, y aun con los altibajos, implícitamente confiamos el uno en el otro. También siempre debe haber mucho perdón en un matrimonio", dijo a manera de reflexión.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Chávez vs Maravilla

Se escuchan nuevas explosiones en Kiev

FOTOS MUY GRÁFICAS! Corre la sangre en Venezuela

Aumenta la tensión en Venezuela, vitales los medios sociales

Disfruta más imágenes
a tu izquierda