Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Debatexxxxx
  • Próximo álbum

Obama perdió la batalla del lenguaje corporal

Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…
Con la mirada hacia el suelo, la cabeza baja y los hombros caídos, el presidente Barack Obama perdió el primer debate, ante un contrincante que exudaba confianza, seguridad y firmeza. Usando más minutos que Mitt Romney, Obama hizo peor papel que su retador. Romney, 14 años mayor que Obama, lucía fresco, descansado, puntual, fluido y se veía ¡hasta más joven físicamente! El presidente, balbuceante en algunos momentos, estuvo impreciso, turbio, lento y parecía estar cansado. Obama no se encontraba a gusto en el lugar, y de hecho, felicitó Michelle prometiendo un próximo aniversario sin la presencia de millones de personas… sin darse cuenta que una buena parte de esos millones de personas votaron y votarían nuevamente por él…

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Fumadores de Delray Beach no podrán aspirar a cargos públicos

Jennifer Lopez y Pitbull, ¡juntos!

Miami esquiva a San Antonio 105-100 en medio de controversias

El Día del Trabajo, ¿por qué celebrarlo?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda