Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Funeral de Margaret Thatcher
  • Próximo álbum

Británicos dan el último adiós a Margaret Thatcher

Con un operativo de seguridad de más de cuatro mil policías, se llevó a cabo el funeral de la exprimera ministra Margaret Thatcher, quien inició su último recorrido desde el Palacio de Westminster hasta la Catedral de San Pablo.
El ataúd con el cuerpo de Thatcher, escoltado por tres motocicletas de la policía y cubierto con una bandera del Reino Unido y un gran ramo de rosas blancas, fue trasladado el martes al palacio de Westminster, el epicentro de la política británica.
Pasó la noche en la recogida capilla de St. Mary Undercoft, en la que fue velado por familiares y amigos y donde el deán de Westminster, John Hall, dirigió un breve servicio religioso.
A las 10 de la mañana hora local comenzó el traslado del féretro hasta la catedral de San Pablo, el cual fue escoltado por cientos de militares en su último viaje por las calles de Londres.
El féretro con sus restos recorrió las calles de Londres en una carroza tirada por caballos.
El cerco policiaco durante todo el recorrido obedeció al riesgo de violentas protestas por parte de grupos que han criticado duramente la gestión de la expremier.
Cientos de personas se agolparon desde primera hora del miércoles en los puntos más atractivos por los que transitaría el cortejo fúnebre y en especial ante la catedral de San Pablo, en la que más de dos mil 300 invitados tuvieron el privilegio de asistir a la ceremonia.
Con banderas británicas y en muchos casos con ropa oscura, el público se instaló detrás de las barreras instaladas por la policía británica.
Entre los invitados a la ceremonia en la catedral de San Pablo destacó la presencia de la reina Isabel II, que asiste por primera vez al funeral de un político desde las exequias de Winston Churchill en 1965 en un gesto que algunos consideran de escasa imparcialidad dado el carácter divisivo de la herencia política de Thatcher.
Desde que la ex primera ministra falleció el pasado día 8 por un derrame cerebral a los 87 años, el Reino Unido se ha volcado en analizar el legado de la que fue jefa del Gobierno británico desde 1979 hasta 1990, y se han multiplicado tanto los elogios como las críticas a su figura.
Pero la mayor polémica que ha creado este funeral ha sido el elevado costo que se estima se gastaría el gobierno en los actos. Cerca de 10 millones de libras esterlinas (15 millones de dólares) provocaron numerosas protestas incluso de legisladores.
A algunas personas les molesta que Thatcher reciba un funeral tan fastuoso con fondos públicos.
Sin embargo sus más ardientes partidarios la elogiaron como la mejor primera ministra en tiempos de paz.
Cabe señalar que los restos de Margaret Thatcher serán incinerados y las cenizas se depositarán al lado de las de su esposo con quien estuvo casada 50 años. (Con información de El País y agencias)

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Emilio Estefan diseña un modelo de auriculares para resaltar la música latina

El nuevo papa, el arzobispo argentino Jorge Mario Bergoglio, eligió el nombre Francisco

El Heat venció a los Bucks 113-106 en tiempo extra

Bergoglio, jesuita dialogante y moderado, amante del tango y del fútbol.

Disfruta más imágenes
a tu izquierda