Las fotos y datos de los asesinos de los cuatro Hermanos al Rescate

Los cuatro mártires de Hermanos al Rescate

Armando, Carlos, Mario y Pablo.

- Univision

Localización del asesinato

Lugar donde asesinaron a los cuatro pilotos de Hermanos al Rescate.

- Univision Radio

Las caras de los asesinos de Hnos. al Rescate

MIAMI, Florida - Un grupo del exilio cubano mostró los rostros y dio datos de cuatro militares cubanos que participaron en el derribo de dos avionetas en el que murieron cuatro pilotos de la organización Hermanos al Rescate en 1996, y pidieron que sus nombres sean incluidos en la lista de personas buscadas por Interpol.

"Este crimen no puede quedar en el olvido, los cubanos tenemos que insistir hasta que logremos juzgar a los criminales que fueron capaces de cometer tantas atrocidades", dijo el presidente del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), Diego Suárez, en una conferencia de prensa en el año 2012.

La CLC presentó al investigador Luis Domínguez, quien después de una investigación de 16 años,  puso al descubierto a estos criminales con fotos de sus viviendas, direcciones y teléfonos.  Entre ellos se encuentran, tres pilotos responsables del derribo, el general a cargo de dirigir las operaciones de espionaje de la Red Avispa en territorio estadounidense, el entonces jefe de la Fuerza Aérea Cubana y otro general involucrado en la planificación de la operación que no fue un evento fortuito, pero un crimen cometido con la asistencia de espías miembros de la Red Avispa, cumpliendo condenas en Estados Unidos, conocidos como “Los Cinco”.

También se desvelaron datos de otro piloto, Emilio Palacio Blanco, y de los coroneles José Francisco Odriozola Diez y Daniel Eutimio Salas Plutin, miembros de la Inteligencia cubana que el CLC dijo ayudaron a planificar el derribo de las avionetas.

Una de las fotos muestra un avión de Francisco Pérez Pérez que tiene pintado dos machetes y que, según Ninoska Pérez Castellón, directiva del CLC, "fue la condecoración que le dio el régimen de Cuba por haber derribado dos cubanos".

La activista y periodista, que conduce programas en Radio Mambí, resaltó que el objetivo de dar a conocer esos datos es "para que sepan que algún día ese régimen terminara y ellos tendrán que enfrentar la justicia tanto en Cuba como en EE.UU." y es un mensaje para el Gobierno del presidente Barack Obama de que no siga relajando las sanciones a un "régimen que protege a estos asesinos".

"Cuando exista un Gobierno democrático (en Cuba), así como extraditan a los narcotraficantes colombianos, los tendrá que extraditar a ellos. Y que sirva esto de mensaje para aquellos que se están prestando para agredir a mujeres indefensas y a golpear y a reprimir la disidencia", detalló Ninoska.

Domínguez, por su parte, dijo que incorporar a los militares a la lista de la Interpol es el paso que no se ha dado durante 16 años.

"Mataron a tres ciudadanos estadounidenses en aguas internacionales, a 112 kilómetros de Cayo Hueso (Florida) y no se ha hecho nada. Ese paso se puede dar y lo que necesitamos es juntarnos todos y empujar al Gobierno y a las autoridades a que concluyan (el caso)", apuntó Domínguez.

Gerardo Hernández, cabecilla de la red "Avispa", fue juzgado en el 2001 y condenado a cadena perpetua por colaborar en el derribo de las avionetas.

Un juez federal de Miami concedió en 1997 a los familiares de tres de los pilotos una indemnización de 187 millones de dólares, tras determinar que fue un "asesinato a sangre fría", pero la familia de Morales no pudo presentar una demanda porque él no era ciudadano estadounidense

El CLC quiere en la lista de la Interpol al general Rubén Martínez Puente; a los tenientes coroneles Lorenzo Alberto y Francisco Pérez Pérez, y el ex mayor Juan Pablo Roque.

Martínez Puente, quien lideraba la Fuerza Aérea de Cuba, y los hermanos Pérez Pérez, pilotos de cazas MIG fueron acusados en el 2003 y Roque en 1999 en un tribunal federal de Miami (EE.UU.) por el caso.