Familia judía saca a venta obra robada por los nazis un día después de recobrarla

Calvario

La obra pictórica está basada en un acontecimiento bíblico.

- Getty Images

MIAMI, Florida - Una familia judía, propietaria de un cuadro valorado en más de 2,5 millones de dólares que los nazis robaron durante la II Guerra Mundial, anunció su venta, tan sólo un día después de haberla recibido de manos de las autoridades de EE.UU., que se la habían confiscado a un museo italiano.

Tras meses de litigio, en una ceremonia organizada en Florida, los herederos de Federico Gentili di Giuseppe recuperaron el cuadro del siglo XVI "Cristo llevando la cruz", al que habían perdido la pista cuando parte de la familia dejó París huyendo de los nazis y el resto murió en campos de concentración.

Para que ello fuera posible tuvieron que intervenir las autoridades estadounidenses, que confiscaron la obra aprovechando que el cuadro se encontraba en este país, prestado por la Pinacoteca de Brera, en Milán (Italia), al Museo de Arte y Ciencia Mary Brogan, en Tallahassee (capital de Florida), para que formara parte de una exposición temporal.

No han pasado ni 24 horas desde que recuperaron la obra y los herederos ya han convocado una subasta, que será organizada por Christie's en Nueva York el próximo 6 de junio, detalló hoy la casa de subastas.

La obra, valorada por esa compañía entre 2,5 y 3,5 millones de dólares, fue pintada hacia 1538 por el renacentista italiano Girolamo Romano (1484/1487-1560), conocido como "Romanino".

La obra fue comprada por Gentili en 1914 en una subasta en París. Ese adinerado judío murió por causas naturales en la capital francesa en 1941, meses antes de que el Ejército nazi invadiera Francia.

Avisados de que la ocupación nazi era inminente, sus hijos y sus nietos escaparon hacia Canadá y Estados Unidos, y el resto de sus familiares, que no pudieron huir, murieron en campos de concentración.

El Gobierno colaboracionista de Vichy (Francia) subastó en 1941 una parte de la colección de Gentili, incluido este cuadro, que muestra a Jesucristo coronado con espinas y con una túnica de seda color cobre, portando la cruz sobre su hombro derecho, mientras un soldado le guía.

Cuando los nietos de Gentili, que durante años han tomado medidas legales para tratar de recuperar las obras de arte de su abuelo, tuvieron noticia de la presencia del cuadro en Estados Unidos, alertaron a las autoridades, que requisaron e cuadro.

"Esta magnífica imagen es una obra maestra de Girolamo Romanino y una de las representaciones más potentes y conmovedores de esta temática en el arte italiano del siglo XVI", explicó este jueves Christie's en un comunicado.

El copresdiente de la casa de subastas Nicholas Hall añadió que la obra es "una obra maestra que podría exponerse en cualquier gran museo" y aseguró que "hace más de una década que no sale al mercado un cuadro de tal relevancia de este artista".

Según Christie's, los herederos de Gentili han recuperado al menos doce obras de arte que pertenecieron al coleccionista y que estaban en posesión del Museo del Louvre, del de Bellas Artes de Lyon y de la Gemäldegalerie de Berlín, entre otras instituciones. Seis de ellas fueron posteriormente vendidas por esta misma casa de subastas.