Dania, la de Cartagena ante el Congreso de EEUU

Dania Londoño

Dania Londoño, la mujer que desencadenó el escándalo sexual del Servicio Secreto de Estados Unidos en Cartagena, Colombia.

- Univision

Por Nelson Horta

MIAMI, Florida - El abogado Abelardo de la Espriella, quien representa a Dania Londoño, la protagonista del escándalo del Servicio Secreto de Estados Unidos, confirmó que la prostituta fue interrogada por autoridades estadounidenses como parte de las investigaciones que se llevan a cabo contra los agentes encargados de la seguridad del presidente Barack Obama durante la pasada Cumbre de las Américas en Cartagena.

De la Espriella habló con reporteros, asegurando que Dania se presentó a la Embajada de Estados Unidos en España y allí fue escuchada por agentes de ese gobierno.

 “Yo estuve con Dania en la embajada para que testificara en el proceso que se sigue a los agentes, y además, por la seguridad de ella, que actualmente está en España. Los interrogadores en la embajada nos notificaron que existe la posibilidad que sea citada para que se presente en una sesión de uno de los Comités del Congreso, en Washington, para rendir su testimonio en todo lo que tenga que ver con la investigación, aunque por ahora el Presidente del Comité que está investigando el escándalo, Peter King ha dicho que tratara de que no haya dicha reunión para evitar el “circo mediático” que buscan los medios de prensa,” señaló.

Dania Londoño tiene proyectada la creación de un documental, un libro y  fotografías en una revista para adultos. Sin embargo, recalcó que el más importante en su agenda es la colaboración con la investigación llevada a cabo por los Estados Unidos y dar a conocer los hechos.

El abogado también habló en la embajada sobre la denuncia contra Dania en la que se asegura que por encargo de un ciudadano árabe habría tratado de convencer a menores de edad para tener sexo con los agentes del Servicio Secreto, a cambio de dinero, con el fin de obtener información relacionada con el gobierno norteamericano.

Espriella recalcó que “la Embajada y el Gobierno norteamericano no tenían ningún cuestionamiento sobre esa denuncia, porque no les merece ninguna credibilidad. “Yo les toqué el tema a los agentes que realizaron la diligencia, y a ellos les causó mucha gracia, señalando que es evidente que se trata de un montaje para buscar un beneficio económico y una figuración mediática”.