Publicidad

Julián Castro evoca raíces inmigrantes para animar a aprovechar oportunidades

Julian Castro

El alcalde de San Antonio recordó la historia de su familia inmigrante, que creyó que "las oportunidades de hoy llevan a la prosperidad del mañana".

- Getty Images

CHARLOTTE, Carolina del Norte - El alcalde de San Antonio (Texas), Julián Castro, recordó la historia de su familia inmigrante, como la de muchas otras que creyeron que "las oportunidades de hoy llevan a la prosperidad del mañana".

Castro evocó a su abuela Victoria, mexicana, que trabajó como criada, cocinera, cuidadora de niños en EE.UU., que aprendió a leer y escribir sola en inglés y español, y destacó que en tan sólo dos generaciones él y su hermano gemelo han logrado ser políticos.

"Trabajó duro para dar a mi madre, su única hija, una oportunidad en la vida, para que mi madre pudiera darnos una mejor a mi hermano y a mí", señaló el joven alcalde, que destacó que "no importa quién seas o de dónde vengas, el camino es siempre seguir adelante".

Castro, que fue presentado por su hermano, señaló que la generación de su abuela y otras anteriores "vieron más allá del horizontes de sus vidas y sus circunstancias" y creyeron que "las oportunidades de hoy llevan a la prosperidad del mañana". Por eso, abogó por invertir en educación y continuar dando esas oportunidades a las generaciones venideras.

"Abrir las puertas a un trabajo decente, una jubilación segura, la oportunidad para que tu hijo lo haga mejor de lo que lo hiciste tú", dijo en un momento histórico al convertirse en el primer hispano en pronunciar el discurso principal durante una convención demócrata.

Castro hizo mención de la convención que celebró el Partido Republicano la semana pasada en Tampa (Florida), en la que dijo que escuchó "muchas historias de éxito individual", pero la cuestión es "cómo podemos multiplicar ese éxito".

"La respuesta es el presidente Barack Obama", afirmó ante una gran ovación del público congregado en el Time Warner Cable Arena de Charlotte (Carolina del Norte).

Castro señaló que esta elección será decidir entre una opción demócrata, en la que se apuesta por la inversión en educación como camino a una economía más próspera, que no se suba los impuestos a la clase media y cada uno pague la "parte justa".

O una opción republicana, en la que "los millonarios paguen menos", con menos inversión en educación y que "beneficia a las compañías estadounidenses que llevan empleos fuera del país".

"Sabemos que el mercado libre trae más prosperidad a unos que a otros, lo que no aceptamos es la idea de que algunas personas no tengan ni siquiera una oportunidad", dijo.

En referencia a la propuesta del candidato republicano, Mitt Romney, y a su candidato para la vicepresidencia, Paul Ryan, señaló que en vez de impulsar a la clase media "desmantela lo que las generaciones anteriores han hecho para que todo el mundo pueda entrar y quedarse en la clase media".

Con Romney, dijo la respuesta es "no" en lo que se refiere a "respetar los derechos de las mujeres", "cuando se trata de dejar a la gente que se case con quien aman" o "expandir el acceso al cuidado de la salud".

En este sentido, recordó que Obama salvó la industria del motor, que permitió salvar millones de trabajo, logró pasar una reforma de salud que no habían conseguido aprobar siete presidentes anteriores -demócratas y republicanos- y ha aumentado la inversión en educación porque "entiende que cuando inviertes en la gente, inviertes en nuestra prosperidad conjunta".

"El sueño americano no es un sprint, ni siquiera una maratón, sino una carrera de relevos. Nuestras familias no siempre cruzaron la línea de meta en una generación, pero cada generación pasa el fruto de su trabajo a la siguiente", aseguró.

Publicidad

Publicidad