Ex Tte. Coronel del MININT: no renuncio a mi historia ni a mis principios

Ex jefe de prisiones cubanas aparece en Miami

Crescencio Marino Rivero vive en Miami

Crescencio Marino Rivero vive en Miami

Un temido ex jefe de prisiones cubanas está viviendo en el mismo exilio cubano de Miam...

Un temido ex jefe de prisiones cubanas está viviendo en el mismo exilio cubano de Miam...

Temp. Season 2012 | 11/02/12 | 02:25  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Miami Miami

Crescencio Marino Rivero vive en Miami

Crescencio Marino Rivero vive en Miami

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Un temido ex jefe de prisiones cubanas está viviendo en el mismo exilio cubano de Miami. Él se declara comunista..
11/02/12 | 02:25 Disponible hasta 11/02/12
Univision

Encuesta

¿Qué castigo se debe aplicar al ex opresor cubano si se comprueba que mintió u omiitió información crítica al llenar la aplicación para entrar a EEUU?

Enjuiciarlo por perjurio, pena máxima pueden ser 5 años Enjuiciarlo por torturador Deportarlo a Cuba Repudiarlo, por aquello de Ojo por ojo... Dejarlo aquí
Resultados

MIAMI, Florida - Carlos Santana logró lo que parecía imposible: encontrar, retratar, entrevistar y lograr que el escurridizo ex Teniente Coronel del Ministerio del Interior de Cuba, Crescencio Marino Rivero Toledo, quién desde el año 2010 reside en Miami con su esposa Juana Ferrer, también ex Teniente Coronel del aparato de represión castrista, admitiera que había mentido y omitido información al llenar su aplicación de inmigración.

Los ex tenientes coroneles Rivero y Ferrer, hoy con 71 y 65 años, respectivamente, en sus costillas, visitaron a su hija tres veces en Miami, y en la cuarta visita, “se quedaron”.  El matrimonio y su hija comparten un apartamento en el segundo piso de un edificio situado en la zona sur oeste de la ciudad y trataban de pasar desapercibidos, sin saber que su recorrido estaba siendo investigado por dos abogados de esta ciudad.

Declaración del ex Teniente Coronel del MININT

Respondiendo a las acusaciones que se le hacen, Rivero accedió a ser entrevistado por Santana. “El MININT no organiza turbas, eso lo hace el pueblo, y la presencia de los agentes es para evitar que el pueblo agreda a los opositores”, dijo, (todavía) repitiendo el libreto del MININT, después de residir más de dos años en este país. 

Rivero reconoció que había mentido a las autoridades de Estados Unidos sobre su pasado en Cuba como miembro del aparato represivo del Ministerio del Interior MININT, que se desempeñaba como Jefe del Departamento Provincial del Sistema Penitenciario en Santa Clara  y que su esposa Ferrer era oficial de migración.

“En Cuba no se tortura en las cárceles”, aseguró Rivero a Santana, pretendiendo con unas desafiantes palabras borrar no solo los testimonios de centenares de presos que se escuchan a diario en esta ciudad, sino también las declaraciones de otros oficiales, tanto de las Fuerzas Armadas como de distintas ramas del gobierno castrista, que se han refugiado en suelo americano, buscando la libertad política que no existe en Cuba desde 1959.

“No voy a renunciar a mi historia y mis principios”, dijo Rivero Toledo a Santana, añadiendo: “Si tengo que regresar a Cuba, lo haré”, a la vez que su esposa se negaba a hablar de los actos de repudio (de los cuales es acusada de participar), exponiendo: “Yo no vine aquí a hablar de política”.

A Rivero y a su esposa,  ya residentes legales de Estados Unidos, se les investiga por que pueden haber mentido a las autoridades de inmigración norteamericanas sobre su pasado como miembros del represivo aparato del Ministerio del Interior, por sus siglas MININT, así como no haber declarado que fueron miembros del Partido Comunista de Cuba.

Investigación a los ex Teniente Coroneles Rivero y Ferrer

Fue Guillermo “Coco” Fariñas Hernández quién se dedicó a seguir el rastro de su ex opresor y aportó las pruebas concluyentes a dos abogados en esta ciudad.

Fariñas, sicólogo, periodista, ex preso político y líder del movimiento de oposición en la isla, ha llevado a cabo varias huelgas de hambre que han llegado a preocupar al régimen castrista, indicó que el ex coronel Toledo es un demagogo y un mentiroso y afirmó que conocía de sus abusos a los opositores.

“Fariñas dice que le arranqué de sus brazos las agujas del suero de sus brazos cuando llevaba a cabo una huelga de hambre en la Sala de Penales del Hospital Provincial, pero eso es mentira”, sostuvo Rivero en la entrevista con Santana.

Los sagaces abogados de inmigración, Willie Allen y Santiago Alpízar, se dedicaron durante varios meses a detallar la entrada de Rivero y Ferrer a este país, así como a comprobar sus cargos como altos oficiales del Ministerio del Interior del régimen castrista.

Allen nos indicó que lleva ocho meses trabajando en el caso.  "Di la información a dos fiscales y a dos investigadores de inmigración, no queríamos hablar hasta tener la certeza de los datos en nuestro poder”, explicó el conocido abogado. 

Por otra parte,  el opositor Librado Rafael Pérez González fue testigo de un asesinato en junio de 2010 y recibió golpes de la policía política cubana.  Denunció varias amenazas de la policía y una agresión a su hija, que estaba embarazada e insiste que el agresor de su hija fue Crescencio Marino Rivero Toledo y que su esposa Juana Ferrer participaba en los mítines de repudio a los opositores en Santa Clara.

“Rafael miente cuando dice que irrumpí a su casa”, dice el ex represor, “yo lo visité como ´vecino´ para advertirle que él y su familia iban a ser golpeados a palos, que podrían sufrir daños si continuaban sus actividades de oposición y le dije que se quitara de eso, que no iban a poder tumbar el régimen”.

Alpízar dijo a Santana que Rivero entró a este país en septiembre de 2010 y cree que el ex Coronel del MININT obtuvo la residencia en septiembre de 2011.  “El solicitante a beneficios de inmigración tiene que responder preguntas sobre su vida anterior, si fue miembro de la policía, de los cuerpos armados;  si recibió entrenamiento militar o si trabajó en algún tipo de prisión.  Esas son preguntas puntuales que establece el formulario I-485 para recibir la residencia permanente”, subrayó Alpízar.

”Lo único que a nosotros nos incumbe es conocer si Rivero cometió una violación, fraude o engaño al llenar ese formulario para recibir el beneficio de inmigración”, puntualizó Alpizar. .

¿Qué puede pasar si se comprueba que Toledo y/o Ferrer cometieron esos engaños?

Alpízar concluyó diciendo: “Esa es una decisión que tomaría el gobierno, pueden procesarlos por perjurio o retirarles los beneficios de inmigración.  También podrían ser repatriados a Cuba”.