Publicidad

Senadores de EE.UU. exigen libertad "sin condiciones" de Alan Gross en Cuba

Alan y Judy Gross

Alan Gross, ¿fue emboscado en Cuba?

- Univision

WASHINGTON DC - Miembros del Senado de EE.UU. exigieron hoy al Gobierno cubano que ponga en libertad "de inmediato" y "sin condiciones" al contratista estadounidense Alan Gross, que cumple una condena de 15 años de cárcel en Cuba por atentar contra la seguridad del Estado.

Está previsto que hoy se someta a votación en el Senado una resolución bipartidista sobre el caso de Gross, en la que se reclama su puesta en libertad y también que reciba el tratamiento médico apropiado.

Antes de la votación, los dos senadores promotores de la resolución, el demócrata Ben Cardin y el republicano Jerry Moran, comparecieron junto con la esposa del contratista, Judy Gross, en una rueda de prensa en el Capitolio.

Los dos senadores se mostraron seguros de que la resolución, que no es vinculante, será aprobada y será así la primera que adopte el Congreso de EE.UU. para exigir la puesta en libertad de Gross.

Cardin y Moran hicieron hincapié en que Gross realizaba una labor humanitaria en Cuba (mejorar el acceso a internet de la comunidad judía) cuando fue detenido en 2009.

"Sin condiciones previas, sin excusas. Sólo hagan lo que es correcto (ponerle en libertad)", dijo el demócrata Cardin.

Por su parte, el republicano Moran advirtió de que hay pocas probabilidades de que se avance hacia la mejora de las relaciones con Cuba, "mientras Alan Gross permanezca retenido como rehén" en la isla.

Gross, oriundo del estado de Maryland, fue arrestado el 3 de diciembre de 2009 y condenado a 15 años de prisión bajo cargos de atentar contra la seguridad del Estado cubano.

Su esposa reiteró hoy lo que ha venido diciendo como parte de su nueva estrategia pública: que el Gobierno del presidente Barack Obama envió a Gross a Cuba y que, por lo tanto, tiene la obligación de hacer lo necesario para que regrese a casa.

Al señalar que ambos países han mantenido una retórica "simplemente tonta" e inútil, Judy Gross repitió su pedido de que el Gobierno de Obama inicie negociaciones "de alto nivel" con el de Raúl Castro para lograr la liberación de su esposo.

En declaraciones a Efe, Judy Gross señaló que es hora de que ambos países "comiencen con la pizarra en blanco" y den pasos hacia un diálogo franco y amplio sobre otros puntos de la agenda bilateral.

Gross visitó a su esposo en octubre pasado y prevé volver a visitarlo en un plazo de seis meses, agregó. EFE



Publicidad

Publicidad