Condenan a joven por planear atentado con explosivos contra escuela

Jared Cano

Joven acusado de planear un atentado con explosivos contra una escuela fue condenado a 15 años de cárcel en un tribunal de Florida.

- Getty Images

MIAMI, Florida - Un joven estadounidense acusado de planear un atentado con explosivos contra una escuela para ocasionar "más víctimas que las de Columbine", fue condenado a 15 años de cárcel en un tribunal de Florida.

Jared Cano afrontó los cargos de amenazar con arrojar un artefacto destructivo, de intentar fabricar, poseer y colocar un artefacto destructivo para causar daño y varias acusaciones relacionadas con un cultivo de marihuana que la policía halló en su cuarto, de acuerdo con las autoridades.

La jueza encargada de la sentencia, Kimberly Fernández, también le condenó a 10 años de libertad condicional y someterse a consejería.

En la audiencia, un psicólogo testificó a favor del joven diciendo que el 90 por ciento de las amenazas de Cano eran falsas y que el riesgo de que cometiera un acto de violencia era "relativamente bajo", según el canal de televisión WTSP de Tampa en su edición digital.

Comenta este artículo aquí

La policía de Tampa, en la costa oeste de Florida, detuvo a Cano en agosto de 2011 tras recibir información de que el estudiante expulsado de la escuela Freedom High School planeaba lanzar artefactos explosivos en ese centro escolar para "causar víctimas" el primer día de clases, en un hecho similar al ocurrido en un centro educativo en Colorado, en 1999.

En la escuela secundaria Columbine doce estudiantes y un profesor fueron asesinados, en el que fue uno de los sucesos más mortales en una escuela en la historia de Estados Unidos.

Los detectives encargados de investigar el caso determinaron que Cano tenía planes para desatar la violencia y que los presuntos blancos eran los administradores de la escuela y los estudiantes que estuvieran cerca de ellos.

Al exalumno, de 18 años, se le decomisó material utilizado para construir artefactos explosivos y en esa ocasión las autoridades afirmaron que la "cantidad de material decomisado era capaz de cobrarse múltiples vidas".

También se decomisó un diario que contenía un plan de violencia "minuto a minuto" que incluía dibujos de los salones de la Freedom High School y "perturbadoras referencias" sobre sus intenciones de "matar".

La jefa del Departamento de Policía de Tampa, Jane Castor, dijo cuando detuvieron a Cano que "probablemente se frustró un acto potencialmente catastrófico como nunca se ha visto en la ciudad".

Castor dijo que el adolescente esperaba "causar más víctimas que las que ocurrieron" en Columbine.

Cano en octubre pasado declinó pronunciarse sobre su inocencia o culpabilidad cuando un juez le preguntó cómo se declaraba sobre las acusaciones presentadas en su contra.