Publicidad

"Niemeyer, uno de los grandes maestros modernos", dicen desde el Pritzker

Óscar Niemeyer

Óscar Niemeyer, al cumplir 104 años de edad el 15 de diciembre de 2011, en su oficina de Río de Janeiro.

- Getty Images

RIO DE JANEIRO, Brasil - Óscar Niemeyer "ha sido uno de los grandes maestros del movimiento moderno de la arquitectura y, en Sudamérica, uno de los grandes arquitectos, si no el más grande del siglo XX", ha dicho la directora ejecutiva del Premio Pritzker de Arquitectura, Martha Thorne, informó Oscar Haza a sus oyentes.

El arquitecto brasileño falleció anoche en Río de Janeiro, diez días antes de cumplir 105 años de edad, "dejando tras de sí una carrera admirable, muy larga, con obras muy significativas y entregada siempre a la arquitectura", ha señalado en una entrevista con Efe la también vicedecana de la Facultad de Arquitectura de la Univesidad del Instituto de Empresa (IE) de Madrid.

Óscar dijo que su homónimo Niemeyer recibió en 1988 el Pritzker de Arquitectura -conocido como el Nobel de Arquitectura- "porque sus edificios destilan color, luz e imágenes sensuales de su país, Brasil", ha recordado Thorne.

"Desde el punto de vista formal, sus edificios son muy llamativos", ha añadido la directora ejecutiva del Premio Pritzker, que otorga la estadounidense Fundación Hyatt cada año.

"Las formas de los edificios no son gratuitas. Cuando Niemeyer diseñaba, intentaba buscar la poesía de la forma (del edificio) en armonía con el lugar en el que emplazaba el edificio teniendo en cuenta el paisaje", ha indicado.

Comenta este artículo aquí

"Niemeyer ha sido un pionero en el uso de hormigón armado y el uso de los avances tecnológicos en la edificación así como la aplicación de nuevos conceptos formales en las ciudades de Brasil como el empleo de las líneas curvas en los edificios y el poder simbólico de la arquitectura", ha añadido Thorne.

Por otro lado, "Niemeyer no ha creado una escuela. En el siglo XXI se usan distintas tecnologías con respecto a las que él empleaba y, también, han surgido nuevas demandas en la sociedad. Aunque, de todas las maneras, su influencia ha dejado huella en muchas personas", ha señalado.

Las nuevas generaciones de arquitectos y urbanistas pueden aprender de Niemeyer lecciones como "el valor simbólico de la arquitectura, valorar la importancia de ubicar un edificio correctamente con respecto al paisaje y reconocer y usar las raíces de su cultura" en el proceso creativo, ha detallado.

A pesar de su prolífica carrera, sobre todo, en Brasil, Niemeyer (Río de Janeiro, 1907) es más conocido por la ciudad de Brasilia, ha recordado la directora ejecutiva del Pritzker.

En Brasilia, Niemeyer creó los palacios presidenciales de Planalto y da Alvorada, la sede del Senado y la Cámara de Diputados, entre otros edificios.

"El arquitecto realizó gran parte de los edificios de Brasilia, ciudad cuya planificación fue trazada en gran parte por (el arquitecto y urbanista brasileño) Lúcio Costa, ha señalado.

En Brasilia se percibe a Niemeyer como "un arquitecto que genera un paisaje nuevo creando una ciudad nueva, optimista y que mira hacia el futuro", ha apuntado.

"Niemeyer ha buscado, a través de la arquitectura, representar unos símbolos y usar nuevas formas muy potentes como la curva en el diseño de edificios", ha recordado la vicedecana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del IE.

"Aunque hay mucha gente que ha criticado a Niemeyer por ciertos fallos en los aspectos funcionales de algunos edificios siempre, sus obras mantenían una unión con el entorno", ha comentado.

"Niemeyer, que fue alumno de Le Cobusier y con quien colaboró, fue una persona comprometida con la política como miembro del partido comunista", ha indicado.

Fruto de esa ideología son edificaciones como la sede del Partido Comunista Francés (París), entre otras.

"Niemeyer diseñaba muchos edificios públicos y a través de esos edificios se expresaba un punto de vista. A veces, él decía que lo importante no eran los edificios sino la gente que los habitaba", ha recordado.

Publicidad

Publicidad