Expertos ven muy difícil tumbar ley que vela por defensa personal en Florida

Trayvon Martin

Trayvon Martin

- Getty Images

Por Emilio J. López

MIAMI, Florida - La polémica ley de Florida que permite a una persona recurrir a la fuerza letal para evitar un grave daño físico cuenta con el respaldo de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y los legisladores republicanos, por lo que "será muy difícil" de tumbar, coincidieron varios expertos.

Pese a las numerosas voces que han cuestionado esta ley de defensa personal denominada "Defiende tu posición" (Stand your Ground), será "muy difícil" acabar con ella, aseguró a Efe el abogado penalista Edward R. Shohat.

En opinión de Shohat, "no es cierto" que no se invocara la ley "Stand Your Ground" en el juicio contra el vigilante voluntario George Zimmerman por el asesinato del adolescente negro Trayvon Martin, cargo del que fue exonerado por un jurado popular.

De hecho, aclaró, el "jurado fue instruido sobre esta ley" por la jueza encargada del caso, Debra Nelson, quien informó al jurado del derecho de Zimmerman a "acogerse" a la norma y de "no retirarse" en la pelea que acabó con la muerte del joven de 17 años, que estaba desarmado.

"Zimmerman tenía el derecho de defender su territorio y no estaba obligado a retirarse" durante el fatal suceso, de acuerdo con la ley de Florida. "Estaba en las instrucciones" que recibieron las seis mujeres miembros del jurado, aunque no se mencionara directamente esta ley durante el proceso judicial, insistió el abogado.

El homicidio de Martin y el veredicto de "no culpable" a favor de Zimmerman han desatado un debate nacional sobre leyes que justifican el homicidio en defensa propia, como es el caso de la "Stand your Ground" de Florida, promulgada en 2005 por el entonces gobernador republicano Jeb Bush.

Esta ley permite a una persona no retirarse de su "territorio" en una pelea e incluso recurrir al uso de la fuerza letal si "razonablemente entiende que es necesario hacerlo así para evitar la muerte o un grave daño físico".

En parecidos términos se expresó Jamie Flexon, profesora de Justicia Penal de la Universidad Internacional de Florida (FIU), quien dudó de que esta ley sea finalmente anulada, pese a las movilizaciones y protestas que se han desencadenado a raíz de la absolución de Zimmerman, de 29 años y origen hispano.

"No creo que sea anulada esta ley tan particular" de Florida, pero sí que puede sufrir algún tipo de enmienda o modificación, un "pellizco de nada, una cosa de poca monta", ironizó Flexon, experta en delincuencia juvenil.

Sobre si pesó esta ley en las consideraciones de las seis mujeres que absolvieron a Zimmerman el pasado sábado en un tribunal de Sanford (centro de Florida), la académica explicó que el jurado "entendió que Zimmerman creyó que su vida estaba en peligro y que no tenía que retirarse", por lo que le exoneraron de los cargos.

"En Florida, con la ley 'Stand your Ground', sirve la simple presunción de que "tienes un miedo razonable" de que tu vida o integridad física corre peligro, resaltó.

Especialmente crítica con esta ley se mostró también Mary Anne Franks, criminalista y profesora de Derecho de la Universidad de Miami (UM), quien atacó al "muy poderoso cabildeo" de la NRA, que "se beneficia financieramente e ideológicamente" de estas leyes.

"Mi esperanza es que partes de la ley 'Stand Your Ground' de Florida sean anuladas", pero dependerá mucho del "poder político que se ejerza por los que promueven y defienden su eliminación", agregó.

La ley "Defiende tu posición" "mina la seguridad pública", dijo de forma tajante, para precisar que no hay pruebas que sugieran que la "expansión de las leyes de defensa propia para uso de la fuerza letal en situaciones ambiguas haga una sociedad más segura", defendió la experta criminalista y doctorada también en Filosofía por la universidad de Oxford.

En cuanto a si se trata de un caso racial, politizado, Shohat sostuvo que no hay duda de ello. Pero el caso Zimmerman, aclaró, "se ha politizado por ambos lados", tanto por los que están a favor de esta ley como por los que se han posicionado en contra.

Además, "cualquiera que diga que no se trata de un caso racial no sabe de qué está hablando. Fue un caso racial desde el principio", pero la jueza no autorizó en una audiencia previa que se utilizara la expresión "racial" en el juicio, indicó.