255 Detenciones por motivos polìticos en Cuba durante el mes de julio

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Sarahi Pèrez, golpeada.

- Hablemos Press

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Ramòn Navarro, golpeado.

- Hablemos Press

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Leudis Reyes, golpeado

- Hablemos Press

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Deisis y Ramòn durante la protesta pacìfica.

- Hablemos Press

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Deisis Ponce resultò golpeada durante su detenciòn.

- Hablemos Press

Activistas golpeados durante detenciones en Cuba

Carlos Figueroa muestra los golpes que recibió.

- Hablemos Press

LA HABANA, Cuba - El Centro de Información Hablemos Press documentó en el mes de Julio, 255 detenciones por motivos políticos llevadas a cabo por el aparato represivo castrista contra activistas y opositores, con un total 2297 detenciones del primero de enero hasta el 31 de julio.

Estas detenciones evidencian que el régimen militar del General Raúl Castro sigue cometiendo graves violaciones de los tratados internacionales, resoluciones, acuerdos de Naciones Unidas, y de otros organismos internacionales,  en materia de derechos humanos, que su gobierno firmó,  y de los cuales Cuba es miembro.

Las fuerzas represivas castristas detuvieron arbitrariamente y golpearon a decenas de activistas y opositores  -en este mes- cuando intentaban asistir a misas,  realizar reuniones o actividades pacíficas para exigir el respeto por los derechos humanos de cada ciudadano.

Entre otras acciones, de abusos habituales, que cometen agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (policía política), la Policía Nacional Revolucionaria (del Orden Público), y las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápida, que actúan con total impunidad,  se encuentran: Detenciones arbitrarias de activistas y opositores al salir de los hogares, traslados a lugares distantes de su lugar de residencia, abandono en sitios apartados con amenazas de muerte, persecución, hostigamiento, estado de sitio de las viviendas, actos de repudios con agresiones físicas y verbales, encarcelamientos, juicios abreviados, así como salvajes golpizas.

La prensa independiente también sigue siendo hostigada y perseguida.

Se les continúa impidiendo a los periodistas tomen imágenes o graven entrevistas en el momento en que se cometen estos hechos.

Al menos cinco corresponsales de Hablemos Press fueron detenidos mientras realizaban sus labores, otros de medios alternativos independiente sufrieron iguales actos.

Continúa sin permitirse las protestas pacíficas en las calles a miembros de la Sociedad Civil emergente. Quien intenta hacer valer sus derechos de libertad de asociación, opinión, expresión, reunión, religión, movimiento, es  reprimido y hasta encarcelado.

Uno de los casos más resientes es el del activista Iván Fernández Depestre, miembro del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata, detenido el día 30 luego de participar en una protesta en Villa Clara. Fue presentado ante el Tribunal de Placetas, donde le realizaron un juicio abreviado. Lo condenaron a dos años de privación de libertad, acusado del supuesto delito de Peligrosidad Social Pre Delictiva.

Miembros de las organizaciones religiosas Pastores por el Cambio y Movimiento Apostólico Fuego y Dinámica han denunciado en reiteradas  ocasiones -en este mes- que son detenidos, hostigados y perseguidos por distribuir folletos y predicar en las calles; además viven bajo la amenaza que serán desalojados de sus templos.

Persiste la violencia, discriminación y el maltrato contra la mujer. Ejemplo de ellos,  más de medio centenar de mujeres que integran el Movimiento Damas de Blanco fueron golpeadas cuando intentaban asistir a misa en iglesias católicas. 

El régimen continúa, además, con la grave discriminación contra los ciudadanos de otras provincias que pernoctan en la capital; los cuales son declarados ilegales y por eso cientos son detenidos y deportados cada semana.

Queremos recordar a países democráticos, que integran los organismos de defensa de los derechos humanos, que las autoridades cubanas solo lo que hacen es desinformar; la prensa oficial habla de logros en la salud, educación y economía, cuando en la isla esa no es la realidad.

En estos momentos hay cientos de personas contagiadas con la epidemia del cólera, que ya ha cobrado varias vidas, y las autoridades guardan total silencio.

Para intimidar a la población en general, las autoridades continúan ejerciendo el uso excesivo de la fuerza policial.